EL POLVO SAHARIANO AUMENTA LA INCIDENCIA Y GRAVEDAD DE LA COVID-19

0 902

Quizás no sea, ni muchos menos, la causa principal del aumento de casos en #Canarias, pero la evidencia científica ha demostrado que en cada episodio de polvo sahariano, aumenta la mortalidad por causas circulatorias y respiratorias, agravando también los efectos de la COVID-19 en el sistema inmune del ser humano.

Comencemos por lo básico:

¿COMO SE FORMA EL POLVO EN SUSPENSIÓN?

Es un aerosol de origen natural (como el spray marino, el polen, humo de incendios/volcanes) resultado de la erosión de las rocas. Su composición química incluye elementos minerales tales como: cuarzo (60%), óxidos (SIO2, FeO2) y carbonatos (CaCO3), acero, titanio y vanadio; en algunos casos, pueden aparecer picos de sulfatos resultantes de la reacción química entre el carbonato contenido en el polvo y los gases resultantes de la polución ambiental presente localmente (NO2/SO2) (Tobías et al., 2011a).

 

DISTRIBUCIÓN ANUAL Y ESTACIONAL

En el periodo entre 2004 y 2009 el porcentaje de días del año con polvo en suspensión en Canarias fue del 22,4% (Díaz et al., 2017).  Las Islas Canarias suelen ser afectadas con mayor frecuenciaen invierno y menos en verano por las advecciones saharianas (Díaz et al., 2017; Russo et al., 2020). En otras entradas de esta web puedes encontrar información sobre alguno de los últimos y más importantes episodios de advección sahariana en Canarias, como el de febrero de 2020: https://tagorormeteo.es/episodio-historico-de-calima-de-febrero-de-2020/

 

IMPACTO EN LA ATMÓSFERA

Las advecciones saharianas modifican la atmósfera en la que se insertan, dificultando la dispersión de todos los contaminantes atmosféricos, especialmente preocupante en el caso de las atmósferas urbanas. Además de esto, estas advecciones suelen elevar las temperaturas, por lo que es otro factor que  afecta a la salud de la población en estos episodios.

Relacion polvo sahariano y COVID-19

 

IMPACTO BIOLÓGICO EN SERES HUMANOS

Estudios realizados sobre la influencia del polvo sahariano sobre la salud en las Islas Canarias, indican que la presencia de polvo sahariano en suspensión condiciona un aumento de la demanda asistencial urgente por patología respiratoria, trastornos de ansiedad y dolores torácicos atípicos, tras estudiar casos de urgencias en Santa Cruz de Tenerife (García et al, 2001).

También, cabe destacar un trabajo (López-Villanueva et al., 2012) llevado a cabo en ambas capitales canarias (Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria) en el que se analiza el impacto de las PM2,5 y las PM10-2,5, sobre la mortalidad diaria, relacionándose aumentos en la mortalidad tanto por causas circulatorias como respiratorias durante episodios en los que aumenta este material particulado.
Cuando se produce una de estas situaciones, aumentan mucho las concentraciones del material particulado PM10 y PM2,5, partículas del tamaño de menos de la mitad del diámetro de un cabello humano, suspendidas en el aire y que, al inhalarlas, pueden penetrar en los pulmones hasta los bronquiolos. Así se incorporan al torrente sanguíneo y provocan estrés oxidativo (Jauniaux et al., 2016), proinflamatorio (Moller et al., 2014) y protrombótico (Martinelli et al., 2013), esto produce hipertensión gestacional (Erickson et al., 2014) e hipoperfusión placentaria, lo cual altera las funciones de la placenta y se relacionaría con causas de prematuridad y bajo peso al nacer (Clemente et al., 2016).
Aún así, cada advección sahariana que transporta polvo tiene diferentes efectos, ya no solo por su concentración o por tamaño de partículas, sino a que las diferentes regiones del Sahara tienen distintas propiedades mineralógicas (Moreno et al., 2006; Stafoggia et al 2016), lo que podría afectar a la composición toxicológica de las partículas y, por tanto, los efectos en la salud del ser humano.

En el caso del calor, este actúa como un potente estresante en mujeres embrazadas incidiendo claramente en las variables adversas al nacimiento (Basu et al., 2010; Carolan-Olah 2014; Arroyo et al., 2016). Esto explicaría la incidencia de los días de intrusión de polvo del Sahara en las variables adversas al nacimiento, encontradas en España (Moreira et al., 2019).

 

INTRUSIONES DE POLVO Y LA COVID-19

En la mayoría de pacientes graves afectados por COVID-19 se ha observado lo que se conoce como tormenta de citoquinas (Tang et al., 2020) que podría llevar rápidamente al agravamiento de los síntomas, e incluso a la muerte del paciente. Estudios realizados en España, muestran un aumento de la incidencia y gravedad de la COVID-19 en relación a las intrusiones de polvo del Sahara ocurridas durante el estado de alarma (Linares et al., 2021).

 

CONCLUSIONES

Con este texto, queda demostrada y expuesta la evidencia científica en cuanto a los efectos graves para la salud que provoca exponerse a este tipo de aerosoles y que, quizás, sea uno de los eventos de riesgo natural más subestimados en cuanto a la merma de la salud de las personas, víctimas humanas y gasto sanitario, en comparación con incendios, inundaciones, lluvias torrenciales o fuertes vientos o temporales de mar.

La relativa frecuencia con que estas intrusiones se dan en la atmósfera de nuestra región y su presumible incremento como consecuencia de la desertificación atribuida al cambio climático (Evan et al., 2016), hace que su consideración y análisis sea de especial interés en nuestras latitudes, no sólo desde el punto de vista de la salud sino también a la hora de determinar las configuraciones atmosféricas que se presentan cuando se producen estas advecciones.

Detectar estos patrones atmosféricos para poder prevenir con tiempo a la población y una mejora sustancial de la percepción del riesgo y el conocimiento de las consecuencias de exponerse a este aerosol por parte de la población, podría minimizar los impactos del material particulado sobre la salud en este tipo de episodios. También hacer partícipes a las autoridades para hacerles llegar la evidencia científica y, en consecuencia, tomen medidas como, por ejemplo, una drástica reducción del tráfico urbano en días con presencia moderada y alta de polvo en suspensión en Canarias, entre otras decisiones.
Impacto polvo sahariano en COVID-19

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

– Arroyo V, Díaz J, Ortíz C, Carmona R, Sáez M, Linares C. Short term effect of air pollution, noise and heat waves on preterm births in Madrid (Spain). Environ Res 2016; 145:162-168.
– Basu R, Malig B, Ostro B. High ambient temperature and the risk of pre-term delivery. Am J Epidemiol 2010; 172:1108–1117.
– Blog oficial de la Agencia Estatal de Meteorología española:  https://aemetblog.es/2021/03/11/intrusiones-de-polvo-del-sahara-en-espana-y-su-impacto-en-salud/

– Carolan-Olah M, Frankowska D. High environmental temperature and preterm birth: are view of the evidence. Midwifery 2014; 30(1):50–59.
– Clemente DBP, Casas M, Vilahur N, et al. Prenatal ambient air pollution, placental mitochondrial DNA content, and birth weight in the INMA (Spain) and ENVIRONAGE (Belgium) birth cohorts. Environ Health Perspect 2016;  124 (5): 659–665.
– Díaz J, Linares C, Carmona R, Russo A, Ortiz C, Salvador P,Trigo RM. Saharan dust intrusions in Spain: health impacts and associated synoptic conditions. Environmental Research 2017;156:455-467. https://reader.elsevier.com/reader/sd/pii/S0013935117301202?token=6AA865FDBE57CB9F24A291D17BC2BFEDE132148CF8D4599CED8B55285E7FC4958E9A87A37A9691E1353FF5CA1E843A0C&originRegion=eu-west-1&originCreation=20210801142558
– Erickson, A.C., Arbour, L., 2014. The shared pathoetiological effects of particulate air pollution and the social environment on fetal-placental development .  J Environ Public Health 2014: 901017.
– Evan AT, Flamant C, Gaetani M, Guichard F. The past, present and future of African dust.  Nature. 2016 Mar 24;531(7595):493-5.
– García J, Hernández A, Blasco A,  Rodríguez BC, Roncaño E, Núñez S. Invasión de viento sahariano y su impacto en la asistencia sanitaria urgente. Emergencias 2001;13:372-376.
– Jauniaux E, Burton GJ. The role of oxidative stress in placental-related diseases of pregnancy. J Gynecol Obstet Biol Reprod 2016;  45 (8): 775–785.
– Linares C, Belda F, López-Bueno JA, Luna MY, Sánchez-Martínez G, Hervella B, Culqui D,  Díaz J. Do Saharan Dust Intrusions Affect the Incidence and Severity of COVID-19 in Spain?. Environmental Science Pollution Research. 2021. In press. https://assets.researchsquare.com/files/rs-180563/v1/6ef7aff6-1ada-4433-9610-45e2679f04f2.pdf?c=1612973244
-López-Villanueva E, Íñiguez C, Peral N, García MD, Ballester F. Characterizing mortality effects of particulate matter size fractions in the two capital cities of the Canary Islands. Environ Res 2012; 112:129-138.
– Martinelli N, Olivieri O, Girelli D. Air particulate matter and cardiovascular disease: a narrative review. Eur J Intern Med 2013; 24 (4): 295–302.

– Møller P, Danielsen PH, Karottki DG, et al. Oxidative stress and inflammation generated DNA damage by exposure to air pollution particles. Mutat Res Rev Mutat Res. 2014; 762: 133–166.

– Moreira I, Linares C, Follos F, Sácnhez-Martínez G,  Vellón JM, Díaz J. Short-Term Effects of Saharan Dust Intrusions and Biomass combustion on Birth Outcomes in Spain. Science of the Total Environment. 20 January 2020, 134755. http://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2019.134755.

– Russo A, Soussa PM, Durao RM, Ramos AM, Salvador P, Linares C, Díaz J, Trigo RM. Saharan dust intrusions in the Iberian Peninsula: Predominant synoptic conditions. http://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2020.137041. Science of the Total Environment 717 (2020)137041.
– Tang Y, Liu J, Zhang D, Xu Z, Ji J, Wen C. Cytokine Storm in COVID-19: The Current Evidence and Treatment Strategies. Front Immunol. 2020;11:1708.

– Tobías A, Caylá Ja, Pey J, Alastuey A, Querol X. Are Saharan dust intrusions increasing the risk of Meningococcal Meningitis? Int J Infect Diseases 2011b; 15:e503

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.