Breve reseña sobre la calima

Estas advecciones de aire cálido continental suelen venir acompañadas, en no pocas ocasiones, de masas de polvo en suspensión.

Eclipse de sol parcial en Gran Canaria
0 714

La calima es uno de los fenómenos atmosféricos presentes en el clima de Canarias. Las condiciones geográficas concretas de nuestro archipiélago, con su cercanía al conteniente africano, permite la llegada de aire sahariano cálido y seco, cuando las altas presiones subtropicales (anticiclón de las Azores) modifican su posicionamiento. Estas advecciones de aire cálido continental suelen venir acompañadas, en no pocas ocasiones, de masas de polvo en suspensión, considerando como “menos frecuentes” los eventos severos relacionados con este tipo de intrusiones o manteniéndose bajo umbrales bajos en la mayor parte de dichas situaciones cálidas.

Calima, Tenerife 16 de Febrero de 2021
Imagen aérea del último episodio de calima, 16 de febrero de 2021, se aprecia la calima por debajo de los 2000 metros, sobre la isla de Tenerife

La calima puede hacer acto presencia en las diferentes estaciones del año, siendo más común en verano y en invierno y bajo distintas configuraciones sinópticas, señalando solo como dato, que la capa de partículas de polvo africano suele ser más frecuente en invierno, con intrusiones más severas y, generalmente, por debajo de los 2000 metros de altitud.

¿Cuáles son las fuentes generadoras de la calima que llega a nuestras islas, con sus partículas PM10 y PM2.5 que hacen alusión a la dimensión de sus diámetros?

Las fuentes originarias de la calima, las podemos situar en el cercano desierto del Sahara y en el desierto del Sahel, ese kilométrico cinturón de arena que atraviesa el continente africano, desde la costa atlántica (Senegal) hasta el mar rojo (Eritrea). Los vientos de componente este-sureste son los que movilizan y desplazan ingentes cantidades de partículas en suspensión hasta Canarias y otras regiones atlánticas, aunque, como veremos más adelante, no solo con esta componente de vientos puede llegar polvo en suspensión hasta nuestro archipiélago.

 

¿Qué es la calima?

Es un fenómeno de transporte de material particulado por vía aérea, que conocemos como PM10 y que hace referencia al tamaño de la partícula medida en micras. Dichas partículas están presentes en el cielo de Canarias durante dichos periodos invasivos, y están compuestas por arcilla, óxido de aluminio, yeso, calcita y otras sustancias minerales. También la calima puede transportar contaminantes en forma de partículas de bacterias, hongos y otros compuestos en la fuente o a lo largo de su recorrido, provenientes de las centrales térmicas y otras industrias petroquímicas de Argelia, Marruecos o Mauritania, en un proceso que se conoce como ageing,

Las masas de aire continental se desplazan hasta Canarias empujadas, principalmente, por los vientos de componente este-sureste pero hay excepciones, como el “sorprendente” comportamiento de la calima en un movimiento infrecuente que se produjo en el caso de una advección sahariana que entró en las islas por el norte, desde el océano y no directamente desde el continente. Ocurrió un 21 de febrero de 2017 . Una borrasca con su centro en el norte de Marruecos, que con su giro ciclónico (movimiento contrario al de las agujas de un reloj) movió el aire seco y cálido sahariano hacia el norte, introduciéndolo en la península ibérica y girándolo hacia el oeste y en última instancia hacia el sur, acercándolo a Canarias.

Partículas y daños para la salud

Una vez conocida la composición de dichas partículas presentes en el polvo del desierto que llega Canarias, vamos a hablar del riesgo para la salud respiratoria, vinculado a la inhalación del aire cargado de partículas los días de calima.

Para entender mejor la incidencia y peligrosidad sobre nuestra salud respiratoria, cabría prestar atención al control de la contaminación atmosférica y las normas reguladoras orientadas a la protección del aire que respiramos, subrayando unos umbrales máximos de alerta presentes en La Directiva 2008/50/CE INDICA QUE PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD NO PUEDEN SUPERARSE LOS 50 MICROGRAMOS POR METRO CÚBICO DURANTE 24 HORAS, superándose el pasado martes, 16 de febrero de 2021, ampliamente, el valor que indica la directriz europea, con concentraciones de PM10 que llegaron a 1000 ug/m3 (microgramo/metro cúbico) en las localidades de Santa Cruz de Tenerife y Telde (Gran Canaria). Números que se quedan cortos si los comparamos con los valores medidos el 23 de febrero de 2020, con una concentración de polvo extremadamente severa y que se corresponde al dato de  3800 ug/m3.

El lector o lectora de este artículo se preguntará qué significa PM10. Su denominación genérica hace referencia a:

Gráfico de las severas concentraciones de calima en el episodio severo del 23-25 de febrero de 2020

“las partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro varía entre 2,5 y 10 µm (1 micrómetro corresponde la milésima parte de 1 milímetro)”.

Aunque la exposición más o menos prolongada a este tipo de partículas pueden provocar efectos perjudiciales en el sistema respiratorio, no son tan nocivos como las partículas PM2.5. Este tipo de partículas, al tener un menor diámetro, poseen una mayor facilidad para penetrar en los alvéolos pulmonares pasando posteriormente al torrente sanguíneo.

En Canarias, predominan principalmente, las partículas relativamente gruesas presentes en las intrusiones de polvo del desierto frente a las partículas más finas que representan unas concentraciones del 20% del total.

Fuente Imagen Principal - El Coleccionista de Instantes Fotografía & Video, CC BY-SA 2.0 via Wikimedia Commons
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.