EL EFECTO TILOS, ¿QUÉ ES?