MANGA MARINA ANUNCIA INESTABILIDAD ATMOSFÉRICA PARA «EL PUENTE» DE CARNAVAL 2022

0 740

 

Una manga marina, conocida también como «tromba» o «rabo de nube» indica, generalmente, un síntoma de inestabilidad atmosférica. Una inestabilidad que podría fructificar en forma de lluvias. Lluvias que Canarias necesita de forma acuciante para paliar la sequía a estas alturas del año, y que vendrían muy bien para sus campos, masas forestales y acuíferos.

La manga marina que vemos en la foto que a continuación adjuntamos, fue observada a media mañana del viernes, 25 de febrero de 2022, frente a la costa norte de Tenerife. Bien sirve como preludio anunciador de lluvias para este fin de semana, en el que se esperan precipitaciones que afectarán, principalmente, a la vertiente norte y zonas del interior, donde podrían ser localmente persistentes y en forma de chubasco de cara a la jornada de sábado y domingo.

Nubosidad cumuliforme por la que descienden cortinas de precipitación y una manga marina frente a la costa norte de Tenerife. Publicada por @fran40tf en Twitter.
Nubosidad cumuliforme por la que descienden cortinas de precipitación y una manga marina frente a la costa norte de Tenerife./ @fran40tf Twitter.

 

Mismo fenómeno meteorológico captado con mayor detalle (zoom)./@fran40tf Twitter.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN LAS TROMBAS/MANGAS MARINAS DE LAS TUBAS?

Tal y como indica el meteoglosario de la AEMET (enlace), hay dos fenómenos muy similares; las tubas, por un lado, y las mangas marinas por otro. Para encontrar la diferencia se necesita buen ojo. Ambos, son vórtices que descienden de nubes cumuliformes, pero la manga marina sí que llega a alcanzar el suelo (sea tierra o sea mar), mientras que la tuba no lo consigue. Por eso, más de una vez ocurre que creemos apreciar una tuba y tras observar en el mar una mancha blanca, vemos la superficie del mar agitada y golpeada por una corriente invisible, señalándonos que ese vórtice «ha tocado mar», definiendola en este caso como manga marina, en lugar de tuba.

Hay que hacer mención sobre la peligrosidad de estos fenómenos, aunque es muy poco habitual que consigan hacer daño en costas canarias. En general, estas mangas marinas no alcanzan el tamaño y velocidad de viento de los típicos tornados terrestres, aunque su dinámica es igual, por eso se les conoce también como «tornados sobre el agua». Son relativamente de corta duración y con cierta frecuencia alcanzan el litoral, pudiendo causar daños en zonas de playa y puertos, aunque se disipan muy pronto tras tocar tierra, debido a que los factores que la «alimentan» cambian al llegar a tierra. No obstante, en unos pocos casos, algunas mangas marinas pueden llegar a adentrarse algún kilómetro tierra adentro hasta que se disipan, convirtiéndose en tornados.

FIN DE SEMANA (25-27 de febrero) PASADO POR AGUA Y VIENTO

Las lluvias compartirán protagonismo con las fuertes rachas de viento de componente norte-nordeste, que soplarán en todo el archipiélago, pero que serán especialmente intensas y pudiendo superar los 70 km/h, debido al factor orográfico de las islas, en las cumbres y vertientes este y oeste de las islas de mayor relieve.

La causa del mal tiempo tendrá su origen en un flujo de superficie o «a nivel del mar» de origen polar-marítimo, cargado de humedad e impulsado por el anticiclón de las Azores y complementado con un embolsamiento de aire frío en altitud o DANA que llegará por el norte.

Para más detalles en la predicción y avisos meteorológicos consultar: http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/espana?k=coo&w=11

 

¡Un fuerte abrazo, geógrafos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.