El tardío invierno de 1974 tras 14 meses de sequía

0 867

Por estas fechas, aquel año de 1974, llevábamos 14 meses de sequía. El 30 de enero el Cabildo Insular de Gran Canaria pide la declaración de zona de calamidad pública al Gobierno del Estado. El ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria corta el agua los domingos a partir del 10 de febrero. La situación en Lanzarote (una desalinizadora llegó a la isla en enero) y Fuerteventura es muy preocupante. No lo es tanto en las islas occidentales.

 

Del 22 al 25 de marzo, llega el tardío invierno con una borrasca atlántica, que deja precipitaciones moderadas y calma la sed de los campos. Los 30 mm, en 24 horas, en la zona de Los Valles en Lanzarote fue “oro” en aquellas circunstancias. La lluvia y el granizo fueron los protagonistas en Tenerife. En Gran Canaria, se registraron 109 mm en Pajonales (suroeste de la isla) el día 26 de marzo.

 

A principios de 1974, las presas estaban vacías y las rogativas religiosas ,para que la lluvia hiciera acto de presencia se llevaban acabo en algunos municipios de las islas. Las restricciones ocasionaron que se reiniciaran las experiencias de lluvia artificial, por iniciativa de los Cabildos de Gran Canaria y Tenerife.
Tras las moderadas lluvias de noviembre de 1974, en la prensa saltaba la pregunta: ¿artificial o natural?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 10 =