El frío por irradiación

Foto de Cándido Rodríguez Díaz el 15 de enero del 2020
0 1.540

Es sabido que, el mar de nubes, tan característico de los cielos de Canarias, actúa como una especie de “manta” que no deja escapar la radiación solar que llega a la superficie durante el día. Cuando por el día los cielos están despejados, normalmente la temperatura en superficie sube más, porque los rayos del sol impactan directamente y calientan más rápido el suelo. Sin embargo, cuando llega la noche en invierno, pasa lo mismo, pero al revés. Todo el calor absorbido durante el día, con cielos despejados, al llegar la noche se pierde con mayor facilidad. Esto ocurre porque las nubes dificultan el paso de la radiación térmica. Sin nubes en la noche invernal, el calor que emite el suelo no encuentra resistencia, por lo que se fuga con mucha facilidad. Ocurre, sobre todo, en las noches de enero, pero para ello es necesario añadir otros elementos: ausencia de viento, sin alisios, situación de pantano barométrico y flujo leve continental del este del desierto gélido.
A ello, debemos sumar el factor topográfico y del relieve.  En el fondo de barrancos, cañadas y zonas topográficamente deprimidas de las medianías de nuestras islas, puede amanecer con heladas y el fenómeno de la escarcha. El aire situado inmediatamente sobre la superficie, en estas zonas, se va enfriando durante la noche y permanece “adosado” a estas, debido a que al ser el aire más frío, tiene mayor densidad, lo que significa que pesa más y queda recluido en el fondo de estos relieves, pudiendo dar lugar a temperaturas inferiores a 5ºC durante los meses de invierno en las islas. Es lo que conocemos como inversión por subsidencia. Estas bajas temperaturas son capaces de helar el vapor de agua condensado en contacto con la superficie del suelo, de las plantas y de los cuerpos expuestos al enfriamiento nocturno o matutino, formando la escarcha. Es lo que ha ocurrido en puntos de nuestra geografía, como en Santiago del Teide, o en la Vega Lagunera, en Tenerife, hondonadas del norte de Gran Canaria como Valleseco (lugar de la foto), o incluso en el interior de Lanzarote y Fuerteventura.

Foto de Cándido Rodríguez Díaz el 15 de enero del 2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 2 =